martes, 14 de octubre de 2008

¿Periodistas integrales?

En estos últimos tiempos, hablar a secas: “soy un periodista… o un comunicador social”, sinceramente requiere de mucha meditación, por decirlo así. Digo, en estos últimos tiempos, y quiero referirme a los periodistas-comunicadores que dedican un espacio de su apretada agenda a la cobertura de temas sociales y básicamente a la prevención de los desastres, debido que las tendencias que en la actualidad se manejan, se orientan a formar profesionales integrales (que no es lo mismo que un sabelotodo).

En el último seminario, Retos del Periodismo y la Comunicación para el Desarrollo en la Gestión del Riesgo de Desastres, desarrollado en Bogotá, Colombia en agosto pasado, y el cual estuvo organizado por la Comunidad Andina, se abordó este tema, pero desde otras aristas, señalándose entre alguno de los aportes, que la comunicación debe tener un enfoque transversal hacia muchas disciplinas, y para esto se exige una mayor preparación y vinculación con los temas sociales.

Se decía por ejemplo que todavía existen fallas estructurales en muchos de los periodistas/comunicadores quienes tienen una débil formación humanística, y muy poco conocimiento de la política y la sociología, los que están estrechamente vinculados al cambio social.

Quiero citar parte de la entrevista que le hiciera a Ana María Millares, experta en periodismo cívico de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia, quien hace referencia a las llamadas fallas estructurales: “hoy los periodistas no están entendiendo el mundo que les están contando al ciudadano (…) me parece que estamos fallando en estos fundamentos socio humanísticos (…) las nuevas generaciones de periodistas no están asumiendo el periodismo como una causa, están pensándolo como un asunto de empleo o burocracia, y en ese sentido hemos perdido enormemente los valores iniciales del periodismo”.

Para Juan Gargurevich Regal, profesor de periodismo de la Universidad Católica y la San Marcos, un buen periodista debe tener una sensibilidad social y una preparación técnica adecuada: “el periodismo responsable necesita estar entrenado para advertir, avisar o decir a las personas que deben estar preparadas para asistir a futuros eventos que no sabemos cómo terminarán (…) un buen periodista debe ser un grato encuentro entre la excelencia periodística y la sensibilidad social. Entonces un periodista que tenga todas las armas o herramientas para hacer periodismo, y que tenga a su vez gran sensibilidad social, es el profesional que nosotros podemos pedir. Me refiero a quienes siempre están interesados en la población, en lo que pasa”.

Al seminario al que hago mención líneas arriba, asistieron periodistas-comunicadores de los países de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, quienes de algún modo tienen que ver o tratan en lo posible de hacer el abordaje de los temas de la prevención de los desastres, que dicho sea de paso en los últimos meses ha ido incrementando el interés de informar para prevenir o mitigar los posibles daños que podría ocasionar un evento natural ante el grado de exposición o vulnerabilidad de las poblaciones frente a estos peligros.

Entonces lo que se necesita es que nosotros los periodistas-comunicadores comencemos a tomar conciencia del rol que nos toca asumir frente a la sociedad, para que a través del mensaje que les demos, se pueda en lo posible contribuir a reducir los riesgos de desastres.

Pero el tema no sólo queda ahí, en informar, sino que va mucho más allá, en que nos fortalezcamos profesionalmente, porque el gran reto que tenemos, es el de estar a la vanguardia de los cambios o las tendencias del tratamiento informativo abocado al cambio social.

Valgan verdades, sino comenzamos a mimetizarnos y hacer un periodismo integral, no servirá de mucho el llamarnos periodistas o comunicadores sociales.
Héctor Chambi Holguín

1 comentario:

fredy dijo...

Hector me satisface mucho tu presencia en tal importante evento... de seguro que te hace crecer como persona y profesional para ver con nuevos paradigmas el medio que nos rodea... y continuar con esa tarea. Fredy Calsin