miércoles, 8 de octubre de 2008

Día de la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres

Una fecha muy importante que no debemos dejar pasar es el segundo miércoles de cada mes de octubre en la cual a nivel internacional fue instituido el día de la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres, y hacemos un recuento de cuanto hemos avanzado para que los desastres dejen de ocasionar tantas pérdidas y llegamos a la conclusión que no hemos avanzado mucho, pues aún falta intensificar campañas de concientización con el objetivo de internalizar en la población que seguimos siendo vulnerables a todo tipo de amenaza y que la única forma de hacer frente es la preparación, dentro de nuestra misma realidad vivimos una “cultura de la informalidad” que nos expone a cada instante.

En los últimos meses se ha visto que la naturaleza ha golpeado con mucha crudeza muchos lugares en el mundo y todo esfuerzo para mitigar estos golpes han sido ínfimos ante la magnitud de la fuerza devastadora, estos golpes han sido ocasionados en su mayoría por el llamado cambio climático, que ha generado mucha pérdida de bienes materiales y vidas humanas que han dejado al descubierto que países que no cuentan con recursos para su preparación ante la presencia de desastres llevan la peor parte, en nuestro país la preparación no es muy buena en comparación con países de nivel cultural elevado en materia de prevención, falta un verdadero compromiso por parte de las autoridades para gestionar recursos y mejorar la seguridad de cada uno de sus pobladores, rescatar técnicas ancestrales que han salvado por siglos la vida de nuestros antepasados que sin tecnología moderna tenían un plan para enfrentar futuros desastres, estas técnicas se están perdiendo dentro de las personas que tienen edades muy avanzadas, falta interés por partes del poblador común que deja de lado las recomendaciones emitidas por sus autoridades.

En estas ultimas semanas se han visto que el fenómeno más recurrente que ha puesto en peligro el patrimonio de la humanidad “Machu picchu” ha sido los incendios forestales que por razones que se desconocen se han originado amenazando dicha fortaleza inca, quizá no es el único lugar con estos problemas en otras regiones como Apurimac, Ayacucho, y Puno entre otros que pertenecen a la sierra se han visto afectados, pues por una práctica errónea de quemar pastizales para favorecer el crecimiento de nueva vegetación y/o preparar el terreno para la agricultura, inician estas quemas no teniendo en cuenta la dirección del viento y su velocidad, métodos de extinción para evitar el descontrol de la quema, en Puno se ha visto la quema indiscriminada de totorales con más de 500 Hás. aproximadamente en la bahía interior del lago Titicaca, poniendo en peligro muchas de las especies que ésta época del año utilizan las extensiones como lugar de reposo, y no sólo en el lago ocurren estos incendios, en las afueras de la ciudad se han visto humaredas provocadas por personas que sin motivo alguno los han iniciado poniendo en peligro a las poblaciones cercanas a la ciudad.

Quizá aún no estamos poniendo todo nuestro esfuerzo para evitar daños en el futuro, tal vez tengamos que padecer algunos desastres más para entender que sin prevención no hay salvación, esa es la única razón para poder coexistir con nuestro medio en la actualidad, debemos tener en cuenta que lo que vivimos en nuestro presente ha sido el futuro que han preparado nuestros padres y que lo que hacemos en nuestro presente es el futuro de nuestros hijos.
Wilfredo Zirena Mendoza