martes, 24 de junio de 2008

Los comunicadores que salvarán al mundo

“La generación que será testigo de sus efectos ya está viva, y tiene menos de 33 años. Ésta representa el 64% de la población actual, y sufrirá las consecuencias en los próximos 42 años (2008-2050)”, así de duros serán los estragos que ocasionarán los efectos del Cambio Climático, y en el cual esta inmersa toda la población mundial para hacer algo por reducir sus consecuencias.
Aquí los comunicadores (me incluyo) cumplimos un rol importante, primero el de estar informados correctamente y saber utilizar con oportunidad y tino las herramientas comunicacionales que pueden contribuir a que la población sea conciente que si no comienza a hacer algo al respecto, quizá su reacción más adelante sea en vano.
Creo necesario seguir citando los datos que ha considerado la Secretaria General de la Comunidad Andina en su informe denominado El Cambio Climático no tiene fronteras, publicado en mayo del presente año, donde en parte de su documento de 37 páginas, enfatiza datos que debe preocuparnos para hacer algo al respecto: “Al 2025, el daño económico en los países de la Comunidad Andina significaría una pérdida aproximada de 30.000 millones de dólares anuales, equivalentes al 4.5% de su PBI, pudiendo comprometer el potencial de desarrollo de todos los países de la subregión”.
Asimismo, aclara: “Los verdaderos culpables del Cambio Climático son nuestros hábitos más cotidianos y las políticas sin visión de futuro, regidas primordialmente por intereses económicos. Desde los orígenes de la humanidad hasta mediados del siglo XX la población de la Tierra alcanzó 2.5 mil millones de habitantes. Pero durante los últimos 50 años, la población mundial se ha incrementado a 6.5 mil millones que presionan por obtener niveles de vida y de consumo similar a los que disfrutan los países desarrollados (…) la presión demográfica será mucho mayor, ya que se proyecta para el año 2050 una población mundial de 8.9 mil millones de habitantes”.
Si le damos una chequeada a los medios impresos, los canales de televisión de señal abierta y a las emisoras radiales, nos daremos cuenta que al tema que otros países le dan importancia, nosotros lo dejamos de lado, prefiriendo abordar noticias o programas que den más rating o rédito económico.
Pero podemos colegir que tratar a medias estas informaciones no es enteramente nuestra culpa. Lo que sucede es que los canales de interrelación entre los comunicadores y los generadores de las investigaciones vinculados al Cambio Climático, prevención de desastres o sobre el calentamiento global, es muy débil. Adicional a esta barrera comunicacional, se evidencia la frágil preparación del comunicador para afrontar el tema, viéndose en mucho de los casos, que cuando llega la información a sus manos, solo atinan a publicarla (si lo ve noticiosa), sin ni siquiera hacerle una comparación o relación con su entorno local. No olvidemos que una buena información periodística es aquella que tiene un seguimiento y desenlace final. La noticia no termina mientras no se haya llegado a forma opinión pública que reaccione frente a lo informado.
De ahí parte la necesidad urgente de que en cada escuela de comunicación social, ya sea de universidades nacionales o privadas, se comience a formar a comunicadores especializados en la gestión del riesgo de desastres, donde está inmerso el Calentamiento Global y todo lo que se devienen de ellos.
Que se formen profesionales que primero sean conscientes del problema que vive el mundo entero y cuáles serán sus repercusiones a corto y mediano plazo; y que luego a través de múltiples herramientas de comunicación sepan como hacer que la población reconozca, entienda y valore que el entorno natural donde vivimos es lo único que tenemos, y que sino hacemos algo por salvarlo, sucumbiremos junto a él.Tengo entendido que en otros países como Colombia y el Brasil, por solo citar América Latina, se ha tomado la decisión de fomentar esta especialización. Esperemos que en nuestro país suceda lo mismo, porque la CAN en este mismo informe hace mención de la acelerada deglaciación de nuestros Andes: “Durante los últimos 30-35 años, el área total de glaciares de los Andes Peruanos se redujo en 22%, y el área de glaciares menores hasta un 80%, provocando disminuciones del 12% en la disponibilidad de agua dulce en la zona costera, donde se ubica el 60% de la población”. No esperemos que estas cifras vayan en aumento. Que el periodismo y los dueños de los medios de comunicación comiencen o retomen su verdadera función para con la población, porque cuando sea demasiado tarde… ya no habrá mucho que hacer.

Héctor Chambi Holguín

2 comentarios:

CENPRED dijo...

Me parece interesante, pero que temas se debería tratar en esta especialización.

Tu decides dijo...

Primero para agradecer por habernos leido.
Considero que los comunicadores en formación deberían conocer la fenomenología de su entorno, que peligros, vulnerabilidades y riesgos se tiene.
Luego junto con los especialistas (no con los que recién están aprendiendo) reconocer el trabajo planteado por las diferentes instituciones a nivel mundial; y finalmente utilizar las herramientas comunicaonales aprendidas arientadas a elaborar mensajes que encierren estos temas. Crear páginas web, circulos de comunicadores que están en vías de esta especialización, realizar foros, simposium, seminarios talleres, y otros que impulsen el interés del tema.

Nuevamente gracias

Héctor Chambi